La popularmente conocida Procesión del Borriquito en la mañana del Domingo de Ramos, donde siempre se ha portado una Imagen de Jesús montado en una Borrica.

En la actualidad se porta el Paso Procesional conocido como "El borriquito" (1961) y la Imagen de “Nuestra Señora de Ramos y del Rosario” (2006).

Al principio, antes de que apareciera la Cofradía de las Palmas, esta Procesión venia organizándose por catequistas y sus niños de la amplia feligresía de la Parroquia de San Vicente Martir-Abando de Bilbao. Cuando se funda esta cofradía, dicha responsabilidad pasaría a sus manos, incorporándose de esta manera tal Procesión, al resto de las que venían organizándose en la Villa de Bilbao. Y con la fusión posterior con la Cofradía de la Pasión, sería ésta la encargada de tal cometido.

Es difícil precisar su arraigo, pero podemos decir que ya en unos apuntes noticieros nos la citan allá por el año 1830, por lo que se presume que está datada con anterioridad. Ello significa que es la tercera procesión más antigua de las que se celebran en Bilbao, y de ahí la popularidad y el cariño con cuenta, sobre todo entre los niños.

Procesiones

La popularmente conocida Procesión de la Virgen de los Dolores, en la noche del Viernes de Dolores (dos días antes del Domingo de Ramos), donde siempre se ha portado la Imagen de la “Virgen Dolorosa” que se veneraba y se venera en una de las Capillas de la Iglesia de San Vicente Martir-Abando de Bilbao.

Desde la reciente incorporación al patrimonio de esta cofradía de la Imagen del “Padre Jesús de la Pasión” en 2001, éste acompaña a la Virgen de los Dolores por las calles de la feligresía, pero conservándose el nombre de su evento festivo.

Al principio, antes de que apareciera la Cofradía de la Pasión, esta procesión era organizada por la Tercera Orden de los Servitas, que tenían su sede canónica en la misma la Parroquia comentada, y como colofón a su tradicional Novenario en honor y sentimiento a la Virgen Dolorosa.

También es difícil precisar su arraigo, pero hay noticias de ella ya a principios del siglo XX, por lo que su antigüedad es presumiblemente mayor. Se la puede considerar, por tanto, como la cuarta procesión más antigua de las que tienen lugar en Bilbao, contando con la suficiente tradición, no olvidada a pesar que tuviera un parón en las décadas de los 70 y 80, hasta que fue recuperada en 1994.

La Cofradía de la Pasión cuenta con la exclusividad en la organización de dos procesiones de las doce restantes de la Semana Santa Bilbaína.