Si se tuviera que hacer un relato de lo que ha sido la música desde las entrañas de la Cofradía de la Pasión, en breves líneas se puntualizaría lo siguiente.

Ya en el apartado relativo a su Historia se ha señalado que la Cofradía de la Pasión hace su primera aparición en la Semana Santa de 1941. En lo que respecta a la música, estuvo a cargo de personas revestidas de hábito que en los primeros años de su andadura se responsabilizaron de la misma, estando dirigidos

Banda de Cornetas y Tambores

por quien era conocido como el "Maestro Cebolla", vinculado al viejo cuartel militar del Regimiento de Garellano, de Bilbao. Más tarde, sin embargo, ya son propios cofrades los que se ocupan de esta faceta musical. Por la vinculación citada, desde aquellos primeros años hasta, prácticamente, el año 1980, la música tenia un estilo y sentido militar, cosa que también ocurría con el resto de las músicas que se escuchaban en todas las cofradías bilbaínas. Hasta este año, el instrumental utilizado estaba compuesto por heraldos, tambores y timbales, contando la Banda también con distintos responsables, pudiendo recordarse entre otros, a Juan Miguel Hernández, a Javier Flecha y a Federico Córdoba.

Es a partir del año 1980 cuando se produce una estrecha y meritoria transformación en la música de la Cofradía de la Pasión, siendo su principal precursor el siempre recordado y añorado cofrade Enrique López de Santa María Miró (fallecido temprana e    inesperadamente al termino de la Semana

Santa de 1991), veterano miembro de esta Banda de Cornetas y Tambores. Empieza una nueva época, donde de ser responsable de la banda se pasa a una autentica dirección musical.

Durante la misma, su dedicación y contagioso entusiasmo fue constante y permanente. Él quería que la música de nuestra Semana Santa tuviera un protagonismo importante, y donde la manera de interpretarla fuera distinta, más musical y armoniosa. Para ello incorporó nuevos instrumentos, como la trompeta, la corneta de pistón, la corneta de llave y distintos tipos de tambores, añadiendo las llamadas palilleras o “cajas chinas”, entre otros cambios; ello conllevó que la calidad y cantidad de las composiciones musicales fuera en aumento.

Es su constante estudio e interés hacia la música y compositores de la Semana Santa de Sevilla, lo que le permite establecer una estrecha relación de amistad con el que era entonces y sigue siendo Director Musical de la Banda de Cornetas y Tambores Ntra. Sra. de la Victoria, “Las Cigarreras”, de Sevilla, Antonio González Ríos.

Su entrañable relación con la citada Banda y con su Director, permitió incorporar composiciones de estilo puramente sevillano, por lo que la calidad y evolución de nuestra Banda fue en aumento, notable y constantemente, siendo ya un referente de primera magnitud para el resto de las Bandas de las Cofradías de Bilbao (lo que permitió a éstas, paulatinamente, ir incorporando también el citado inigualable estilo sevillano).

Durante su Dirección Musical, también fueron importantes las incorporaciones e innovaciones realizadas en el material propio y accesorio de la Banda.

Con su desaparición, a partir de 1992 toma el relevo en la Dirección Musical el también cofrade y miembro de la Banda Juan Martín Vázquez Pérez, quien continúa con la evolución musical de la misma. Por esa constante evolución, durante el transcurso de los años se

convirtió en un claro y firme referente para el resto de las bandas bilbaínas y de otras capitales.

Es al inicio de la Semana Santa de 2004 cuando la gran parte de los integrantes de la Banda decide abandonarla, provocando que la Cofradía de la Pasión procesionara ese año sin acompañamiento musical propio.

Esta circunstancia inesperada provocó que a partir del año 2005 comenzara una nueva etapa de la Banda, ya que a la Dirección Musical se incorporaron, de forma conjunta, veteranos miembros de la misma (algunos, desde el punto de vista musical, ciertamente desvinculados).

Estos mismos cofrades, que tuvieron la oportunidad de poder aprender, participar y compartir esa intensa labor que hizo Enrique López de Santa María Miró, se pusieron al frente de la Banda de Cornetas y Tambores (actualmente formada por cofrades jóvenes y adolescentes), lo que ha permitido recuperar el verdadero sentido, valor e importancia que la música siempre ha tenido dentro del seno de esta Cofradía de la Pasión.

La Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía de la Pasión cuenta con una trayectoria musical envidiable, siendo de destacar entre otros datos los siguientes.

En su peregrinaje, ha estado participando y mostrando su calidad y su buen hacer en diferentes Procesiones del Domingo de Resurrección que se han celebrado en distintas capitales y localidades españolas: Logroño (1993), Valladolid (1994 y 2002), Santander (1995), Palencia (1996, 1999 y 2000), León (1997 y 2001), Ciudad Rodrigo (1998).

También es de destacar, como hecho relevante, el evento celebrado en Sevilla, en la Fábrica de Tabacos, el 20 de marzo de 1999, donde tuvo el honor de hermanarse con la Banda de Cornetas y Tambores Ntra. Sra. de la Victoria (Las Cigarreras), participando con ésta en un concierto conjunto en la Iglesia de San Francisco de Asís, después de que el día anterior se hermanasen, igualmente, las entidades religiosas a las que pertenecían las dos citadas Bandas.

Posteriormente, después de un Concierto celebrado en Palencia, nuestra Banda se hermanó también con la Banda de Cornetas y Tambores “Padre Nuestro”, de Palencia.

Son significativas igualmente las distintas intervenciones que esta Banda ha tenido en diferentes eventos religiosos, como en la Pasión Viviente de Arkotxa-Zarátamo, en la Iglesia de San Felicísimo de Deusto-Bilbao, en el Vía Crucis del Sábado Santo del Convento de las Hermanas Capuchinas de Bilbao, donde en la actualidad aún se sigue participando, en la Parroquia de la Encarnación del Casco Viejo, en la IV Jornada Cofrade de la Hermandad de Begoña, así como en distintos eventos musicales, como por ejemplo, en los Certámenes de Bandas de Cornetas y Tambores de la Ciudad de Palencia, en los años 1999, 2001 y 2003, donde participaron Bandas de Cofradías de Valladolid, Ávila, León y de la misma Palencia, y en el Certamen de Bandas de Cornetas y Tambores de Astorga (2003). También ha participado durante diferentes años en Cabalgatas de Reyes de distintas localidades, como Bilbao o Sestao.